Terapia Educativa: Una Carrera Enriquecedora

“Este verano fuí a ver a Nora para que me ayudara con las matemáticas, pero yo no sabía que ella me iba a enseñar más allá de las matemáticas. Algo que ella me enseñó fue a nunca darme por vencida. ‘Sigue tratando hasta que se te haga fácil.’ Bueno, esta enseñanza puede funcionar para todo – escuela, deportes, pero, sobre todo, en la vida.” – Alice, 13 años, en un ensayo para la escuela acerca de alguien importante en su vida.

Una carrera en terapia educativa ofrece mucha satisfacción y grandes recompensas. Los terapistas educativos, por la naturaleza de su trabajo con clientes, el cual es concentrado e individualizado, hacen una verdadera diferencia en la vida de los clientes con los que trabajan.

Nota Editorial: En este documento se utiliza la forma masculina el (los) cliente(s) y el (los) terapista(s) educativo(s) para referirse en general a ambos, clientes y terapistas, en masculino y femenino. Fue una decisión editorial tomada para facilitar la lectura del documento y bajo ningún concepto debe ser asumida como una decisión discriminatoria ni sexista.